Dzulum

Inicio Enlaces Galerias Descargas Sobre Mi Sicker Bio's Cuestionario

Etiquetas

relato satanismo audio lovecraft sicker bloomerfield dzulum video tech poe bloch king blog manuales html campbell


Magister Matematicae

Magister Matematicae

Autor: : Renato Serrano

Es Sabido que existe una maldita raza de “profesores” que consideran denigrante para su reputación el calificar a sus alumnos con las notas máximas. Pues bien, relataremos aquí el caso de uno de esos “genios pedagógicos”.

EL profesor de matemáticas Rígido Círculo Cuadrado era célebre por su siguiente “declaración de principios: “¡El 7 para Dios, el 6 para Einstein, el 5 para el profesor y el 4 para el mejor alumno!”.

Un mal día, al comenzar un período de clases, el profesor se dirigió a una de las aulas para hacerse cargo de un curso de alumnos seleccionados por su excepcional talento matemático. Llegado que hubo a la sala de clases, el profesor depositó sobre el pupitre el fatídico libro de calificaciones y comenzó a pasearse solemnemente por el aula observando con gran atención las cautivantes vigas del techo, la arrolladora simetría de los rincones, las voluptuosas formas de las ventanas y el exístante convencionalismo de los cuadros que colgaban de las fascinantes murallas. (Detalles que siempre consideró más atractivos que los monótonos y vulgares rostros de los alumnos).

-¡Jóvenes! -bramó de pronto el “pedagogo” sin darse el trabajo de mirar a sus nuevos discípulos-. Me han informado que éste es un curso selecto, pero les comunico que por muy selectos que sean no pueden aspirar a una buena calificación porque han de saber ustedes, jovenzuelos, que el 7 es para Dios, el 6 para Einstein, el 5 para el profesor y el 4 para el mejor alumno!… Y el día que yo califique a alguien con un 5, un 6 o un 7 me tenderé en una parrilla y me asaré a fuego lento… ¿Entendido? (Es preciso reconocer que el único mérito de este profesor era su fanático respeto por la palabra empeñada).

Cuando puso fin a su alocución se dispuso a escuchar, complacido, la ola de impresionados cuchicheos, murmullos y rumores que invariablemente provocaban sus palabras en los alumnos nuevos… Pero esta vez reinó un silencio más que sepulcral. Sorprendido, el profesor Rígido Círculo Cuadrado bajó la vista y miró furiosos a sus discípulos… Entonces vio que el curso se componía solamente de dos alumnos: uno era una ser indefinible, de conformación y resplandor dialécticos, pleno de futuros, pasados y presentes, surcado de átomos, galaxias, materias y antimaterias; el otro era un viejecito de melena blanca y rostro bondadoso que garrapateaba en su pupitre una intrincada serie de números y signos acerca del espacio curvo y la relación espacio-tiempo.

Fin.

Publicación January 7, 2022
relato Ultimas publicaciones

Sociales

Dzulúm usa tecnologias:

Dzulum Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.