Dzulum

Inicio Enlaces Galerias Descargas Sobre Mi Sicker Bio's Cuestionario

Etiquetas

relato satanismo audio lovecraft sicker bloomerfield dzulum video tech poe bloch king blog manuales html campbell


Legalizar Las Drogas

Legalizar las Drogas

- puntos a favor y en contra —

—Tezcat—

Siempre he creído que el problema número uno de nuestra especie es la sobrepoblación. Ahora más que nunca, ya que en aras de ‘preservar la vida’, se patrocina a quienes, de otra manera, morirían irremediablemente víctimas de su propia estupidez – o la de sus padres.

Hay varios métodos de los que se vale el animal humano para regular, de cuando en cuando, la sobrepoblación. Todos hemos escuchado de las ‘catástrofes Malthusianas’, es decir, guerras, hambrunas, epidemias, etc. Lo malo es que no se dan con la continuidad necesaria. Mucho menos ahora que el caballito de batalla de Occidente son los ‘Derechos Humanos’.

Pues bien, pensando como sólo yo lo sé hacer, se me ocurrió que podrían utilizarse ciertas técnicas sutiles que podrían acelerar un descenso en el índice de población. Uno de ellos sería la legalización de las drogas. No nos digamos mentiras, la guerra contra las drogas está perdida. Y además, el negocio de las drogas es el más rentable del mundo, mucho más si es un gobierno el que se encarga de regularlo. ¿Ejemplos? Holanda…

Algunos dirán que ‘aún no estamos preparados’, o que habría un ‘boom’ en el consumo de drogas. Pues bien, pregunto: ¿No estamos preparados para qué? ¿Para asumir la responsabilidad de nuestros propios actos?

Veamos… Las drogas serían el estratificador social por excelencia, que pondría a las personas en el escalafón social que les corresponde, tal como puede observarse en el progreso de los últimos años. La marihuana es el estupidizante por excelencia… (eso para no hablar de las drogas hipnóticas, las benzodiasepinas… —en Colombia el Rivotril, el Rohypnol y el Triptanol hacen furor en las masas de adolescentes desubicados que pululan por nuestras calles) …mantiene contento al proletariado. Normalmente viven quejándose de todo. Simplemente, dejen que se fumen su porros en paz, y en poco tiempo verán dragones mágicos surcando el espacio aéreo. Las dosis serían suministradas de manera que no interfieran con sus horarios de trabajo.

Mientras más drogas se de al consumidor, el potencial de violencia será mucho menor. Pueden “elevarse con una ayudita de sus amigos” (parafraseando a los Beatles) quienes, obviamente, podrían ser cualquier persona. Con tal número de mentes y cuerpos pacificados, el cristianismo se mantendría al nivel de la plebe, ya que lo único que necesitan es una religión que coincida con, y satisfize sus temores. Se les reprogamaría lentamente, hasta que el proceso de estratificación se complete por sí mismo.

La legalización de las drogas reforzaría el control poblacional. La gente sería más pacífica, calmada, por lo que bajaría el índice de criminalidad. El porcentaje de esperma fértil en un varón disminuiría, y el problema de sobrepoblación podría resolverse en parte. Como consecuencia de sus estados progresivos de depresión, muchas personas se suicidarían, los cadáveres podrían utilizarse como fertilizantes y como fuente de recursos naturales, y hasta servirían para hacer de ellos implantes de piel para las víctimas de incendios.

Sin embargo, cuando la legalización de las drogas sea una realidad, habrá que tomar ciertas precauciones. Puede haber un incremento en accidentes y otros errores sub-humanos, lo cual será suficiente para que muchas personas eviten el uso de drogas. Al principio podrá parecer chocante, y hasta cruel, pero con el tiempo será más ‘suave’, por decirlo de alguna manera. Por ejemplo, si alguien muere en un accidente por manejar un vehículo mientras está intoxicado, será su responsabilidad, y pagará por su imprudencia en el acto. La auto-conservación hará que las personas sean más responsables. Al final, la legalización de drogas hará que quienes estén menos afectados por ella tengan más conciencia social, a medida que eliminará a quienes ya estén infectos. Esto sería una gran lección de responsabilidad. La diferencia entre los inferiores y los superiores será mucho más obvia, lo que, una vez más, promoverá la estratificación, y la meritocracia.

Una vez que se legalizen las drogas, no habrá marcha atrás. Lo que se aprendió en el pasado se implementará en el presente. Por ejemplo, durante la Prohibición de los 30’s en USA, el crimen se mantuvo rampante – la Mafia era muy poderosa en ese entonces. En lugar de mas criminalización, se formarían más programas de adicción, a expensas de donativos y fianzas, y se imprimirían etiquetas preventivas en los paquetes de marihuana, tubos de cocaína, papeletas de crack, jeringas de heroína, cajas de metanfetaminas o lo que fuese, igual a las que tienen los licores hoy en día. Y en cuanto a la historia evolutiva, los estúpidos sufrirían, y los inteligentes y responsables prosperarían.

Que las masas vivan en sus mundos de fantasía, mientras sus superiores les dicen qué es lo que tienen que hacer. Una masa de esclavos tan feliz como eficiente. ¿Qué más se puede pedir?

Publicación January 8, 2022
satanismo Ultimas publicaciones

Sociales

Dzulúm usa tecnologias:

Dzulum Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.